martes, 4 de noviembre de 2008

Dolores Parga




Dolores Parga. "Paisaxe de Doniños", óleo.

















Dolores Parga. "Paisaje desde Neda", óleo.








Qué puedo decir de Mariló Parga, yo que no soy pintor sino poeta. Cuando recibí los cuadros que me ha enviado para disponer de ellos en mi blog, me pasé un tiempo observándolos, contemplándolos uno a uno. Disfrutando cada trazo en su pintura esencial e ingenua. Disfruté de su trazo difuso, tenue, de pinceladas arriesgadas de sueños y ensueños. Y de repente lo vi, "Paisaje desde Neda" y me acerqué a aquellos árboles de ramas desnudas. En ellos vi la fuerza del otoño en sus ramas primigenias y revueltas. Vi esos árboles desde "muy cerca" y descubrí que, abrazados a las nubes, construían verso a verso una idea, una ilusión, un sueño. Y supe que Mariló es una pintora que no pinta, sueña y sus pinceles se deslizan sobre el lienzo con todo el amor y la maestría del artista que pinta porque disfruta, porque quiere y porque puede. Y la seguí descubriendo en el "Paisaxe de Doniños". Y en muchos más que iré exponiendo en próximos días. (F. Vila. A Coruña, noviembre 2008)