jueves, 31 de diciembre de 2009

... se acerca...

Mary Jane Ansell



Siempre...



Preparad vuestros deseos, el nuevo año se acerca...

Francisco Vila (A Coruña 2009)





lunes, 28 de diciembre de 2009

Rozar el cielo con las manos...

El pescador y la sirena
Lord Frederick Leigthon (1830-1896)






Rozar el cielo con las manos
y ver la luz del sol en tu mirada
sentir deseos de volar
y elevar el vuelo entre tus alas
cerrar los ojos para verte
y soñar un sueño hasta encontrarte.

Alguien me dijo un día
que vivir es vivir consciente de que vives
que vivir es sentir los latidos en tu pecho
y el frío del aire en tus pulmones
que vivir es doler la vida cuando duele
y amar la vida cuando amas.

Quizás..., tal vez..., aquel día cuando muera
viviré al fin la vida en esa muerte
al sentirme libre del dolor, del amor
y de los sueños.

Francisco Vila ("Rozar el cielo". A Coruña, Diciembre 2009)

viernes, 18 de diciembre de 2009

Bo Nadal


Volvamos a ser niños
por un día,
para aprender a ser adultos
alguna vez


(Francisco Vila. A Coruña, Nadal 2009)



Os deseo a todos un Bo Nadal 2009


miércoles, 16 de diciembre de 2009

Los besos a escondidas...

Paolo y Francesca
sir Frank Dicksee


Me acabo de asomar a la ventana, el tiempo es frío, muy frío para mi ciudad. Y el frío aumenta por la carga de humedad que conlleva ser puerto de mar, de mar atlántico. Comienza a llover, es aguanieve. En la calle hace frío.





Los besos a escondidas
¿Recuerdas?
La humedad de mis labios
esperando recibir el deseo abrasante
de tu boca.

A escondidas las caricias
mis manos en tus manos
mis dedos recorriendo un millón
de sueños.

Soñamos una y otra vez
los instantes grabados a fuego
que permaneciesen suspendidos
en el tiempo.

Intentamos retener cada segundo
que cada minuto se transformara eterno
que las noches fuesen días
y los días durmiesen sueños.

Las palabras eran versos
¿Recuerdas?
Tus oídos degustaban las delicias
de un violín que rasgaba el viento.

Las miradas descaradas
¿Recuerdas?
Unos ojos contemplando
observando la luz entrecortada de unas velas.
Las luces y las sombras de las horas
alargaban las caricias
y los besos,
mantenían vivo el fuego y la brasa del deseo.

El viento sopló frío e inquieto
los árboles temblaron su desnudez
el cielo desplegó su manto de invierno
y nuestros sueños se fueron
muy lejos, tierra adentro.

Así quedaron ocultos los instantes
los besos, las caricias, los versos,
mis ojos se cerraron y los tuyos
se hicieron dueños de un mundo en silencio.

Francisco Vila
(Del poemario "Siempre, es un Adverbio de Tiempo". A Coruña 2002)

domingo, 13 de diciembre de 2009

A veces te busco...

Retrato de Elsa
sir Frank Dicksee


Dicen que el poeta es el que escribe poesía, yo debo ser poeta pues pretendo escribir otras cosas, como un libro de relatos (que espero rematar pronto), dos novelas, varias cartas y un montón de escritos más, y al final lo que escribo, termino y os lo ofrezco, es poesía. ¿Y por qué?, pues porque es lo que he escrito siempre, porque es lo que siempre siento y porque creo que es como mejor me hago entender. Creo yo ¿vosotros que opináis?



A veces busco entre las nubes
aquel brillo que habitaba en tu mirada
aquellos ojos que iluminaban la mañana
aquella sonrisa entre tus labios
aquella ceja arqueada que se ofrecía sin remedio
a mi alegría justa y necesaria.

A veces busco entre las olas
allá lejos donde comienza el horizonte
aquel sol que se acostaba
que se hundía entre el fuego de las aguas
y el bullir de las gaviotas
aquel sol que iluminaba tu sonrisa
cuando tus ojos me miraban
y tus labios me decían:
"Esta luz siempre será nuestra.
Cuando el sol se acueste y la luna aparezca
sus últimos rayos serán nuestros pasos
que al destino se aferran
y allá donde te encuentres te estaré abrazando
apretando tu cuerpo contra mi cuerpo
mis labios besarán tus labios
tu sueño penetrará mi sueño
y al amanecer de nuevo el día
el sol romperá en mil soles las sombras de la noche
seremos otra vez, de nuevo, aquel momento
de un instante y mil encuentros
y cuando el timepo regrese a sus hogares de invierno
seguiré estando allí convertida en luz, en esa luz que el sol
al anochecer secuestra."

A veces te busco entre las sombras, te llamo
y sólo el eco me contesta
y cuando ya mi pecho no resiste,
se quebranta y amenaza con romperse,
de entre las cumbres más altas,
por laderas y por valles,
tras las nubes
allá a lo lejos,
al amanecer despiertas.

Francisco Vila ("A veces te busco...", A Coruña, Nadal 2009)

martes, 8 de diciembre de 2009

Si fueras lluvia

Romeo Y Julieta
Sir Frank Dicksee 1884





Si un poeta no es romántico ¿Quién va a serlo? Y yo en este solemne momento hago honor a mi condición de poeta y me salgo con un poema que acabo de sacarlo del horno. Espero que me digáis si os ha gustado.






Si fueras lluvia
llenarías al río con tus lágrimas
y siendo río
correrías hacia el mar en un abrazo
y siendo mar...
siendo mar
nadaría en tus aguas mar adentro
a descubrir más allá del horizonte
a dónde van las aguas cuando mueren
y moriría en ti, moriría siempre
como muere la luz cuando anochece
como muere la brisa cuando es viento
como muere el fuego con la lluvia
y moriría al fin
en la lluvia de tus lágrimas de fuego.

Francisco Vila ("Si fueras lluvia...". A Coruña, Nadal 2009)

lunes, 30 de noviembre de 2009

Recuerdo la mirada

Passión
Sir Frank Dicksee 1892



Y comenzaron las lluvias. El viento y la tormenta, los rayos y el atronador rugido de los truenos aviva el deseo de recogerse en los rincones más ocultos donde se guardan los versos que más sienten, los versos que más duelen, los versos que sirven de escape a una imaginación inquieta.



Recuerdo la mirada
de unos ojos
que en silencio siempre me decían
¡Hola!
y en silencio me contestaban
¡Adiós!

Recuerdo la mirada triste
de unos ojos
que sin mirar siempre me decían
¡Te Quiero!
y mirándome fijamente, extasiados, repetían
¡Amor! ¡Amor!

Recuerdo la mirada errante
de unos ojos
que parpadeando siempre preguntaban
¿¡Aún sueño!?
y sorprendidos callaban
¡Ayer soñé! ¿Y hoy?

Casi al rayar el alba
recuerdo unos ojos que en la noche
siempre suplicantes me rogaban cariño
y lacerantes siempre se dolían de amor.

Casi al rayar el día
se despertaron los sueños aún dormidos
sumidos en mil y un instantes
recorriendo las entrañas abismales
del deseo y la pasión.

Casi al rayar el alba
recuerdo la mirada de unos ojos
aún dormidos
donde el río de lágrimas
se desbordaba
inundando de ansiedad al corazón.

Los recuerdos se olvidaron
las miradas se apagaron
el tiempo pasó, transcurrió
veloz o demasiado lento.
Pero de aquel momento
de aquel instante
verso a verso
sólo quedan dos palabras
que mantienen vivo al viento
cuando roza por los valles
las montañas,
y en su último aliento
lanza al eco, como una hoja, hacia el cielo
murmurando...

Te Quiero

Te Quiero

Te Quiero


Francisco Vila (A Coruña, Diciembre 2007)

domingo, 22 de noviembre de 2009

El final de los sueños.... hasta el final del final

Pontedeume
Sara Garrote



Hace unos meses descubrí este precioso cuadro de Sara Garrote, una amiga de mis mejores años de juventud y que ha vuelto a mi, o yo a ella, surgida del recuerdo para no volver a ser jamás un recuerdo y convertirse definitivamente en el ahora y el siempre. Pues bien, descubrí su óleo e inmediatamente supe que sería la obra ideal para acompañar uno de mis premios de poesía como fue el XXIV Premio Nacional de Poesía "Hernán Esquío" de la SAF, Ferrol 2005. Creo que, pese a estar dedicado a las "ruinas" de mi Ferrol Vello, esta "vella" calle de Pontedeume (que no está en ruinas) me puede ayudar. Espero que os guste, no os podeis imaginar la alegría y satisfacción que sentí al recibir el premio, que me sirvió, como los posteriores, para seguir escribiendo sabiendo que lo que hago sirve para algo, para que los que me leéis, disfrutéis con mis versos. Y gracias a Sara por prestarme su obra.



El final de los sueños



Creí sentir la vida

contemplando el cielo iluminado.

Al sentir creí ver.

Hoy sentir ya no siento

y la ceguera del tiempo

parte al viento en mil colores invisibles.

…………………………………………………

Guardé en mis manos

copos de nieve

que entre mis dedos huyeron.

…………………………………………………

El empedrado camino

desierto

ni un sonido, ni un lamento

silencio

los gatos vagabundos

ahogaron sus maullidos

en oscuros y lejanos tejados

hace ya demasiado tiempo.


Hoy las piedras de la calle

viejos adoquines

gastados y mugrientos

reflejan fachadas ruinosas

en charcos aislados malolientes.

Carros desvencijados

viejas carretas de ruedas viejas

hirieron la senda

por donde se arrastran mis pasos

por la desierta calle desierta.


Sucios cristales

en las ventanas huecas

miran sin ojos

cuencas de miradas muertas.


Puertas cerradas

que permanecen mudas

herrumbrosos goznes

carcomidas maderas

donde quedaron grabadas

mil historias

inciertas.


Mis pasos desgarran sonidos secos

camino por el dolor

de los senderos del miedo.
Mi aliento tropieza

contra las paredes de argamasa seca

jadeos de infamias

quejidos de ausencias.


Quiero llegar al final

alejarme de estas ruinas

donde las ratas imperan.


Quiero salir al campo

y ser libre

respirar el aire fresco

de las montañas y el cielo

aspirar el salitre

de mi mar y sus olas

con las gaviotas y el viento.


Quiero contemplar el ocaso

con el horizonte ardiendo

quiero volar por la noche

hacia las estrellas.


Quiero llegar al fin

y al fin vivir

lo que no vivo.


Quiero elevarme en el aire

y no despertar jamás

hasta el final del final

del final de los sueños.


Francisco Vila

XXIV Premio Nacional de Poesía “Hernán Esquío” 2005

lunes, 16 de noviembre de 2009

"Entre sombras, luces y sombras"

The Study
John William Waterhouse



Otro día más, y otro. Y otro más. Y la vida sigue, continúa inexorable hacia otro día.



Olvida la luz y las palomas
la ansiedad, el deseo y las mareas
gana al tiempo los recuerdos
aviva el fuego, los instantes y los sueños.
.......................................................................
Vuelve al mundo
que los cielos te rechazan
.......................................................................
Tensa el cable de los días
evita al viento
acoge al espíritu errante
mientras el mundo gira
abarcando a estrellas y planetas
recorriendo el infinito
entre sombras, luces y sombras
siempre en vela.

Francisco Vila
("Entre sombras, luces y sombras", poema. A Coruña, Septiembre 2009)

miércoles, 28 de octubre de 2009

La noche...

Noche estrellada
Vincent van Gogh



La noche, es otro de mis temas favoritos para escribir, también para escribirle, como ahora, como ahora mismo, lo acabo de terminar. Buenas noches a tod@s.




Las últimas luces
obscurecieron la noche
que aulló
escondida en la espesura.

Las cigarras y los grillos
obscurecieron el silencio de la noche
acompañando siempre al acecho
al búho, al lince
al murciélago
y a la jineta.

Las gotas de lluvia
obscurecieron al río en la noche
a sus saltos en las charcas
a las pozas y lagunas
y a las torrenteras en calma.

La noche se hizo noche
y las sombras sus ventanas
el hombre huyó en su sueño
y las campanas calladas.

La noche se hizo noche
y los sueños simples sueños
finalmente fueron su alma.

Francisco Vila ("La noche... ". A Coruña, Octubre 2009)

viernes, 23 de octubre de 2009

Y al fin vendrás...

Lady Clare
John William Waterhouse



Hay momentos, lugares, situaciones, sonidos, olores, sabores, obras de arte, pinturas, en este caso, que te hacen coger la pluma y escribir, plasmar lo que sientes, en unos versos que surgen de lo más ondo del dolor del poeta.



Y al fin vendrás
regresarás fría y distante
volverás a mí
ausente
con tu mirada dulce
y el corazón helado.
Recorrerás las distancias
de los sueños
para demostrar que las pesadillas
son reales
y nuestro amor
aquel amor irreal
inmenso
se desvaneció al fin
y ha muerto.

Francisco Vila ("Y al fin vendrás", poema. A Coruña, Octubre 2009)

martes, 20 de octubre de 2009

Lágrima convertida en hielo



Hay días y días, hoy es uno de ellos.





Lágrima convertida en hielo
sangre con sabor a hiel
día transmutado en noche
sal con sabor a miel
risa convertida en viento
viento en tempestad, en huracán
temporal tal vez
mar perdido en el infinito
horizonte desbordado en niebla densa
que se pierde en el mar también
dime tú por qué
suspiro que renació en aliento
en vida, en adiós
en una simple pregunta
por qué, por qué
por qué.
Si los ojos que al dormir no han muerto
y despiertan a la luz después
dime tú que lees mis versos
por qué la ansiedad despierta al ciprés
por qué la ansiedad recorre la vida aprisa
y a la muerte frena después.
Por qué, dime tú
por qué, por qué.

Francisco Vila ("Lágrima convertida en hielo". A Coruña, Octubre 2009)

Don Juan Tenorio




Una de las razones por las cuales tengo desatendidos mis blogs es el inminente estreno de una obra de teatro en la que participo,que me está absorbiendo la mayor parte del tiempo y de mi cordura. Porque si ya de por sí, y en esto envidio a los grandes actores de teatro, que son todos, hacer teatro es difícil, hacerlo en verso es todavía más difícil, sobre todo para mí. El día 7 de Noviembre estrenamos, con todo nuestro cariño y esfuerzo, "Don Juan Tenorio" de José Zorrilla, en el Teatro Colón de A Coruña, con los compañeros y la compañía "Cara de Plata", con los que llevo ya veinte años participando en teatro. Por edad, dignidad y gobierno (es broma), yo, lógicamente, no seré Don Juan. Así que seré, como me pasa últimamente, el padre de la novia, eso sí, con un título de esos que sirven para salir en las revistas de "actualidad", Don Gonzalo de Ulloa, Comendador de Calatrava (vamos, que al peso debía de ser muy pesado). Bromas a parte, esa es la obra, ese mi personaje, esos también el lugar y la hora del estreno, y sobre todo esas son las razones de no poder atender mis ocupaciones literarias. Pero bueno a pesar de ello lo estoy disfrutando y espero que lo disfruten todos los que se decidan a venir a vernos: a J.I. Borrego en el papel de Don Juan, a Federico Fernández en el papel de Butarelli, a Modesto Gómez en el papel de Ciutti, a Luís Fermín Rodriguez como Don Diego Tenorio (el papá del prota), a Carlos Villarino como Don Luís Mejia, a Ernesto Regueiro (haciéndole la competencia a Alatriste) en el papel del Capitán Centellas, a Luís Nuñez como Avellaneda, a Rus González-Moro en el papel de Brígida, a Silvia Martín como la Madre Abadesa, a Roberto Gómez como el Escultor de la estatuas funerarias y cómo no, a la principal víctima de toda la obra, Doña Inés de Ulloa, mi hija, interpretada por Patricia Morchón, y yo claro.