lunes, 30 de noviembre de 2009

Recuerdo la mirada

Passión
Sir Frank Dicksee 1892



Y comenzaron las lluvias. El viento y la tormenta, los rayos y el atronador rugido de los truenos aviva el deseo de recogerse en los rincones más ocultos donde se guardan los versos que más sienten, los versos que más duelen, los versos que sirven de escape a una imaginación inquieta.



Recuerdo la mirada
de unos ojos
que en silencio siempre me decían
¡Hola!
y en silencio me contestaban
¡Adiós!

Recuerdo la mirada triste
de unos ojos
que sin mirar siempre me decían
¡Te Quiero!
y mirándome fijamente, extasiados, repetían
¡Amor! ¡Amor!

Recuerdo la mirada errante
de unos ojos
que parpadeando siempre preguntaban
¿¡Aún sueño!?
y sorprendidos callaban
¡Ayer soñé! ¿Y hoy?

Casi al rayar el alba
recuerdo unos ojos que en la noche
siempre suplicantes me rogaban cariño
y lacerantes siempre se dolían de amor.

Casi al rayar el día
se despertaron los sueños aún dormidos
sumidos en mil y un instantes
recorriendo las entrañas abismales
del deseo y la pasión.

Casi al rayar el alba
recuerdo la mirada de unos ojos
aún dormidos
donde el río de lágrimas
se desbordaba
inundando de ansiedad al corazón.

Los recuerdos se olvidaron
las miradas se apagaron
el tiempo pasó, transcurrió
veloz o demasiado lento.
Pero de aquel momento
de aquel instante
verso a verso
sólo quedan dos palabras
que mantienen vivo al viento
cuando roza por los valles
las montañas,
y en su último aliento
lanza al eco, como una hoja, hacia el cielo
murmurando...

Te Quiero

Te Quiero

Te Quiero


Francisco Vila (A Coruña, Diciembre 2007)

3 comentarios:

helena dijo...

No hay nada que exprese mejor lo que el corazón siente que una mirada, pues leer lo que los ojos dicen y bañarse en sus aguas es un ejercicio que deberíamos utilizar a veces más que las propias palabras.
Un saludo

Rosa Fdez. Salanova dijo...

Recuerdo unos ojos,
que cuando miran,

recorren caminos de olivos,

y cuando lloran,
derraman su esencia virgen,

en el lecho de la tierra.


Un beso

Taty Cascada dijo...

¡ Qué remanso de paz y poesía !...Algunas veces suelo acertar, en mi búsqueda de buenos escritos para mi lectura personal.
Un beso para ti, muy bello lo que escribes.