martes, 11 de diciembre de 2007

A Corín Diego







Alguno dirá que pinta ingenuidad, que es una pintura infantil y bondadosa. Pero lo único que están demostrando es que no han visto, ni descubierto la obra de una artista que pretende en cada cuadro reflejar toda la emotividad, dramatismo y crudeza de unos personajes de leyenda que no siempre pueden verse como personajes insulsos de cuento. Es tan fuerte la carga dramática que expresan algunos de sus cuadros, que parece mentira que salgan de unas manos tan dulces y emotivas como son las de una artista tan creativa como Corín Diego. Desde mi punto de vista diría que son verdaderas y artísticas obras dramáticas magistralmente expresadas, como se puede observar en este lienzo titulado "El otro mar"

Por qué...

Por qué al mar

y no a la tierra.

Le preguntó el hada

a la sirena.

Por qué al mar

le han concedido el viento
para poder navegar cabalgando a las olas

y a la tierra sólo le han dado la arena

para que las olas mueran.


("Poemas de otoño" Francisco Vila. A Coruña, Diciembre 2007)