lunes, 11 de enero de 2010

Dos más tres

Estudio para una náyade (1893)
John William Waterhouse






Dos más tres
suman siete noches
las dos que faltan
las velé junto a tu lecho.

Mi corazón descubrió un amor breve
amaneciste en mis sueños
y la muerte se enamoró de ti
antes de que yo reaccionase al verte.

Tres más tres
suman diez días
faltan cuatro, te prometo amada mía
que uno a uno te los compensaré.

Cuando lleguemos, tu tiempo
será mi tiempo
el tiempo, el infinito inmenso, la eternidad
el nunca y el después.

Seremos tú y yo juntos
el silencio profundo, la luz,
la sonrisa que ilumina mis sueños
el mundo al revés.

Francisco Vila
(De "Siempre, es un Adverbio de Tiempo", poemario. A Coruña 2002)