domingo, 24 de enero de 2010

En tu voz escucho...

Lady Elizabeth Eberstad
John Singer Sargent



Como he dicho otras veces, hay días y días, y hoy es uno de ellos. El poema es un poema (valga la redundancia) que escribí hace ya mucho tiempo y pertenece a un libro de poemas (el más largo que he escrito, mil trescientos sesenta y cuatro versos, y que como los demás, aún no está publicado), que también terminé hace ya demasiado tiempo.
En lo que se refiere al óleo de Singer Sargent, simplemente, Lady Elizabeth, la belleza de Lady Elizabeth y su sonrisa me cautivaron, me enamoré inmediatamente de ella (lo siento por Lord Lewis, su esposo). Lo dicho, hay días y hoy es uno de ellos.
Un saludo a todos.




En tu voz escucho y advierto un suspiro
convertido en jadeo entre frase y frase
entre verso y verso;
siento tu respiración, tu aliento
subiendo dulcemente
hasta las zonas más erógenas del beso;
siento el efecto mágico de tu saliva
al rozar el aire envuelta en un poema
que corre veloz por azoteas, por galaxias
y deseos.

Eres la imagen dormida del sueño eterno
eres el recuerdo constante de aquel olvido
que un día quise revivir
y hoy con mi dolor constante no recuerdo.

Eres el sentido dulce y sofocado
del viento convertido en brisa
y transformado en huracán incierto.

Eres tú quien un día fuiste real
y hoy trasnochado el tiempo de los días,
ya no eres o aún eres
solamente, únicamente,
finalmente
un sueño.

Francisco Vila
(De "Siempre, es un Adverbio de Tiempo", poemario. A Coruña, 2002)

4 comentarios:

Mina dijo...

Eres la imagen dormida de un sueño... un beso que queda en el recuerdo, un verso que endulza los sentidos, un tú que ya no está, se ha ido.
Magnífico abrir los sentidos con tus versos.
Besos

mega dijo...

Presiento mucha nostalgia en estos versos una pizca de ternura y mucho sentimiento roto.Genial

Francisco Vila Fuentes dijo...

Mina, Mega.
Os merecéis un beso cada una, o más.

ana sáenz dijo...

son dulces tus versos, igual que el sabor de un beso

saludos